regulador de luz

No necesitamos la misma luz en todo momento. En ocasiones queremos una luz suave, en otras una luz fuerte y en otras una luz media. Existen lámparas en el mercado que llevan incorporado un regulador de luz, pero no todas lo tienen. Es por eso por lo que hoy vamos a ver cómo instalar un regulador de luz en nuestra lámpara. Es muy sencillo de hacer y necesitamos pocos materiales, así que vamos a ello.

Para realizar esta tarea tan solo se necesita un regulador de luz y un destornillador de cabeza plana. Podréis encontrar estos materiales en cualquier tienda de bricolaje o similares. Una vez tengamos estas herramientas procederemos a la colocación.

Lo primero que debemos hacer para colocar el regulador de luz es quitar el embellecedor. Deberemos ir con el embellecedor a la tienda donde compremos los materiales ya que el regulador tiene que ser del mismo modelo. Esto es muy importante ya que si cogemos otro modelo puede que no nos sirva y tengamos que volver a descambiar el producto, lo que nos retrasaría mucho la instalación.

Después de hacernos con el regulador adecuado deberemos desconectar la luz para soltar el interruptor de la lámpara. A continuación tenemos que quitar el interruptor viejo y soltar los cables azul y rojo. Debéis tener mucha paciencia con esto ya que, aunque es un proceso rápido, hacerlo con prisas puede ocasionar problemas de conexión entre los cables y el regulador de luz. Esto significa que tendréis que desmontarlo todo y empezar de nuevo.

Una vez hecho esto llega la hora de colocar el regulador de luz. Para hacer esto tenemos que desmontar la parte superior del aparato, concretamente donde está la rueda de regulación. Hay que aflojar los tornillos con el destornillador de cabeza plana, colocar los cables en su sitio y apretar los tornillos nuevamente. Seguidamente habrá que meter el mecanismo en el hueco de la pared con suavidad.

Por último se coloca el embellecedor del regulador, la rueda de variación de intensidad y el embellecedor que teníamos con el interruptor viejo. Ya solo nos queda dar a la luz y comprobar que la instalación ha sido todo un éxito.

regulador de luz

Como podéis ver es una tarea bastante sencilla si sois los manitas de la casa. Eso sí, si nunca habéis colocado un enchufe o trabajado con cables es mejor que consultéis con un electricista profesional, como los chicos de Aquielectricistas, para que os asesoren y os ayuden con la colocación del regulador de luz. Os ahorrará tiempo y más de un disgusto.

Este producto nos ayudará a ahorrar en el consumo eléctrico del hogar de una forma sencilla. No siempre tenemos que tener la luz al máximo, ¿No es cierto? Hay ocasiones en las que solo necesitamos una leve iluminación. También ahorraremos en reposición, es decir, que la lámpara en cuestión sufrirá menos desgaste, por lo que nos durará mucho más tiempo. También nos ayudará con nuestro estado de ánimo aumentando el nivel de confort. Sin duda son todo ventajas en la instalación de un regulador de luz, ¿No creéis? Vuestro ahorro aumentará aún más si decidís colocar una bombilla de bajo consumo en esta lámpara.

Este dispositivo no solo puede ser instalado en nuestro hogar, sino que también podéis usarlo en vuestro lugar de trabajo, especialmente si pasáis muchas horas del día en él. Igualmente puede usarse para restaurantes, hoteles, tiendas…, el regulador de luz está disponible para todo tipo de lugar y situación. Lo mejor de todo es que es un producto muy económico, por lo que la inversión no será demasiado elevada. ¿Qué os parece a vosotros?

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *