alargador eléctrico deteriorado

La goma de nuestro alargador eléctrico no es indestructible y con el paso de los años puede que se haya deteriorado un poco por fuera, pero que siga funcionando a la perfección por la parte interior. Si este es el caso de vuestro alargador eléctrico, la mejor opción es repararlo y aprovechar al máximo este aparato que conduce la electricidad en nuestro hogar.

Es por ello por lo que hoy vamos a conocer los pasos para reciclar nuestro alargador eléctrico y darle aún más vida de la que ya ha tenido. Tenemos que aprovechar todos los materiales posibles para ahorrar dinero y mejorar el medio ambiente. La contaminación está llegando a unos extremos bastante importantes, así que reciclar un alargador eléctrico es lo más indicado en estos momentos. Vamos a ello.

Pasos para reciclar un alargador eléctrico deteriorado

  1. Los enchufes están acoplados a la goma y a los cables, por lo que no podemos retirarlos sin estropear por completo nuestro accesorio de electricidad. Es por ello por lo que os recomendamos cortar la parte que está dañada del cable, es decir, la parte en la que la goma está deteriorada, para poder aprovechar ambas partes que nos han quedado libres, sin ningún tipo de rasguño. Podéis añadir un enchufe hembre o un enchufe macho, dependiendo de vuestras preferencias.
  2. En el caso de querer acoplar un enchufe hembra al alargador eléctrico, debéis aflojar el prisionero, soltarlo e introducir luego la manguera de la goma.
  3. Después habrá que retirar el recubrimiento que existe en el exterior y pelar los extremos de los cables de colores. Para realizar este trabajo podéis usar unas tijeras de electricista, os facilitarán el trabajo.
  4. A continuación se deben realizar las conexiones eléctricas pertinentes. Es muy importante que conectemos cada cable correctamente en su correspondiente borne ya que sino, no funcionará. El cable de tierra deberá ir en el borne central, mientras que los otros dos los podemos colocar indistintamente.
  5. Finalmente tendremos que volver a colocar el prisionero que será el encargado de sujetar la manguera. Metermos el enchufe hembra en este momento y apretaremos bien el tornillo para que todo quede bien sujeto.
  6. Si queréis insertar una clavija macho en vez de una hembra en vuestro alargador eléctrico ya reparado, debéis seguir los mismos pasos. El proceso es indiferente para uno u otro, por lo que deberéis aflojar el prisionero, retirar el recubrimiento y pelar los extremos, realizar las conexiones eléctricas y para finalizar insertar la clavija que corresponde.

Como podéis comprobar este es un trabajo muy sencillo de realizar, por lo que si os atrevéis podéis hacerlo vosotros mismos sin ningún tipo de inconveniente. Eso sí, si no habéis realizado nunca una reparación eléctrica, tomad las precauciones necesarias para evitar accidentes. Aún así, si no os atrevéis a hacerlos solos, podéis contar con nosotros, los especialistas en el sector eléctrico que os ayudarán a soluciona cualquier tipo de inconveniente. Cuenta con Aquielectricistas para todo lo que necesites, siempre estamos a tu entera disposición.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *