electricistas24

Instalar un secador de manos en nuestro cuarto de baño puede suponernos alguna que otra ventaja en nuestro día a día. Ya no tendremos que preocuparnos por salir del baño con las manos húmedas, con un secador de manos esto no será un problema.

Esta es una instalación muy sencilla de realizar, por lo que está al alcance de cualquiera que tenga tiempo para realizar una pequeña obra en casa. Aún así, si no tenéis tiempo o no os atrevéis a realizar una instalación en casa, los expertos electricistas de Aquielectricistas podrán realizar esta instalación en el cuarto de baño.

Vamos a conocer cuáles son los pasos para instalar un secador de manos en la pared de nuestro cuarto de baño, un trabajo sencillo, rápido y al alcance de cualquier persona. Se necesitan pocos materiales, así que tampoco deberéis desembolsar una gran cantidad de dinero para ello. Vamos a ello.

Pasos para instalar un secador de manos

  1. Lo primero de lo que nos debemos asegurar es de tener una toma de corriente cerca de donde queremos instalar nuestro secador de manos y que, además, la distancia entre el accesorio del baño y el suelo sea de más de 130 centímetros. Una vez cerciorado esto, podemos proceder a realizar la instalación.
  2. Debemos aflojar los tornillos que están unidos a la tapa del secador de manos para poder fijarlo en la pared que hemos escogido.
  3. Seguidamente deberemos colocar el mecanismo del secador en la pared para marcar dónde vamos a colocarlo. Para ello os recomendamos usar un nivel para que ambos lados estén a la altura correcta. Después de esto marcamos dónde haremos los boquetes con un rotulador.
  4. Colocamos el talador en las marcas que hemos dibujado anteriormente y procedemos a hacer los boquetes. A continuación, después de dejar los agujeros perfectos, introducimos los tacos de nylon en cada uno de los boquetes que hemos realizado. Se puede usar un martillo para introducirlos más facilmente.
  5. Después de todo el trabajo anterior podremos colocar el mecanismo del secador de manos y fijarlo adecuadamente. Aseguraos bien de que está sujeto correctamente antes de quitar las manos.
  6. Por último, colocamos la tapa y procedemos a enchufar el aparato. Ahora es cuando tenéis que comprobar que la instalación se ha realizado correctamente y que el secador funciona. Si se activa al pasar las manos por debajo y se apaga a los pocos segundos es que la instalación se ha llevado a cabo. Después de esto ya podréis disfrutar de vuestro secador de manos personal.

Como habéis comprobado es una instalación que requiere muy poca técnica y práctica, por lo que puede ser la obra perfecta para adentrarse en el mundo de los manitas del hogar. Aún así, si tenéis alguna duda o no conseguís instalarlo a la perfección podéis contar con la ayuda de los expertos electricistas de Valencia de Aquielectricistas, disponibles para cualquier tipo de pregunta o de encargo. Nosotros nos encargamos de dejarte el secador de manos instalado y funcionando si no te atreves a hacerlo solo.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *