Tener un termo eléctrico en casa es una opción muy recomendable ya que podrás a tener agua caliente durante un largo periodo de tiempo. El termo eléctrico no es más que un depósito de agua caliente que se conecta a la red sanitaria y a la corriente eléctrica con una toma de tierra.

 

Termo eléctrico: agua caliente las 24 horas del día

 

La ventaja de tener un termo eléctrico es que existen una gran multitud de modelos diferentes con capacidades variadas para acumular el agua suficiente. ¿Qué quiere decir esto? Pues que si en casa sois muchos, necesitaréis un termo eléctrico un poco más grande que si sois pocos.

 

Funcionamiento del un termo eléctrico

El funcionamiento del termo eléctrico es realmente sencillo. El termo cogerá agua fría de la red de suministro y la calentará por una resistencia eléctrica que está situada en el propio termo, concretamente en el interior del depósito. Cuando el agua está caliente, es decir, que ha superado los 60º, la resistencia se apagará automáticamente y el agua quedará caliente durante un tiempo.

 

Capacidad del un termo 

Como hemos adelantado, existen varios tipos de termos eléctricos lo que quiere decir que también existen muchos tipos de capacidades. La capacidad de la cuba de los termos eléctricos puede ir desde los 13 litros a los 300 litros, todo depende de lo que tú, personalmente, necesites.

Para elegir un termo eléctrico con la capacidad necesaria debes calcular cuál es la cantidad diaria que necesitas en casa, desde la ducha hasta lavar los platos. Asimismo, a la hora de escoger el termo eléctrico también es bueno tener en cuenta la dureza del agua, es decir, la cantidad de cal que contiene. Dependiendo de la dureza se pueden escoger dos tipos diferentes:

  • Resistencia blindada: apto para las aguas blandas. En este caso la resistencia se encontrará sumergida, lo que significa que calentará el agua de una forma mucho más rápida, sí, pero también es posible que se desgaste mucho antes. Es por eso por lo que no se recomienda para aguas más duras.
  • Resistencia cerámica envainada: en este caso la resistencia no está en contacto directo con el agua, lo que significa que el efecto de la cal no le llegará y no la dañará. Eso sí, tarda un poco más de tiempo en calentar el agua.

 

Ventajas 

Funcionamiento del termo electrico

 

Aislamiento

Este tipo de termo cuenta con un material aislante que se encuentra entre la carcasa y la cuba para poder reducir las fugas de calor, es decir, que el calor se concentrará durante mucho más tiempo dentro de la cuba. Ten en cuenta que un termo que se encuentre bien aislado reduce el consumo eléctrico hasta en un 40%.

 

Se pueden programar

Otra de las ventajas de tener un termo eléctrico es que se puede programar para intentar ahorrar aún más. Por ejemplo, si todos en casa os ducháis por la mañana, tendrás que programarlo a esa hora, de esta forma la resistencia quedará apagada cuando no vaya a usarse. El ahorro podría llegar hasta el 20%.

 

Mantenimiento anual

El termo eléctrico solo requiere de un mantenimiento anual, si no falla antes, claro está. No tendrás que preocuparte en todo el año ya que el mismo día de la revisión un experto en electricidad te dirá el estado del termo eléctrico.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *